¡Brrrrrrum, brrrrrummmm! ¿Preparados para viajar en el tiempo?

Hay muchos tipos de ideas originales que puedes añadir a tu fiesta para sorprender a tus invitados. En el caso que estés organizando una fiesta temática tienes que pensar en todo lo que esté relacionado con el tema y buscar actividades que encajen, para conseguir que todos viváis una experiencia única.

Hace poco nos encargaron la organización de una fiesta nueva, ¡una fiesta hippie! A simple vista parecía un tema fácil que seguro ibamos a encontrar muchas ideas interesantes, pero nosotros queríamos ir más allá, queríamos sorprender a todos los invitados con algo completamente diferente, con algo completamente nuevo.

Empezamos a investigar sobre el movimiento hippie de los 60, su estética, costumbres y sus reivindicaciones. Teníamos que empaparnos bien de todo lo relacionado con la temática para poder llegar a lo que buscábamos.

Finalmente, buscando fotos, llegamos a la famosa furgoneta T1 Transporter de Volkswagen, construida en esa época y medio de transporte relacionado habitualmente con el movimiento hippie. La vimos y nos enamoramos directamente, sentimos que teníamos que llevarla a la fiesta, pero ¿cómo?. Una furgoneta así es muy dificil de encontrar y no entra por las puertas de ningún sitio… Teníamos que pensar en una solución y uno dijo… ¿y si la pintamos?

k1 volks

Dicho y hecho, la dibujante del grupo se puso manos a la obra y dibujó una super Volkswagen K1 con todos los elementos y símbolos más significativos del movimiento hippie, símbolos de la paz, corazones, flores y un arco iris muy colorido. Después lo mandamos a la imprenta que nos imprimió tres paneles de 2×1 metros que al juntarlos y al cortar las ventanas, se transformaron en un photocall alucinante dónde todos los invitados se pudieron hacer fotos super divertidas. Además teníamos preparado una mesa con divertidos complementos hippies de atrezzo como gafas, pelucas y gorros para que se disfrazaran y quedasen más auténticos todavía.

No nos lo podíamos creer, solo entrar a la fiesta, todos los invitados se avalanzaron hacía la furgoneta, emocionados por la situación. Tuvimos que poner orden y organizar una fila porque con más de 30 personas a la vez el fotógrafo ¡solo veía un retrovisor! Afortunadamente lo entendieron y todos quedaron inmortalizados con estas fotografías únicas. Después, lógicamente, la fiesta siguió con paz y mucho amor…

Furgo blog